dimecres, 31 d’agost de 2016

la perversidad



l a      p e r v e r s i d a d

por ciertos demonios […]
o tal vez
[…] esa ínfima fisura
en el sistema límbico,

existe

lo que no puedo
y en el convencimiento
 del no deber

perpetro

y no me halla la paz […]
y recreo el momento

en que de un corte limpio
y sin preaviso
certeramente  cerceno
la frágil cerviz del ave
 del paraíso […]

y todavía no hallo solaz
y quiero

aguantar
y por el averno ¡aguanto!

pero al fin […]
en un alarde loco por tenaz
de  este corazón avieso

¡con todo el placer
 a punto de estallar!

confieso […]


carmina ral (opheliariu)



Este poema inspirado en el relato “El corazón delator” lo escribí entre otros  para  la Antología “ Un sueño dentro de un sueño”  en homenaje  a Edgar A.Poe  publicada por  la Editorial Playa de Ákaba  en Subway IV  VV.AA. 





 

diumenge, 28 d’agost de 2016

trazas



t  r  a  z  a  s

un teint suave
me cubre las arrugas,
disimula la expresión,
las migraciones,
el modo en que los helechos
encaraman  a mi frente
las esporas
y el soplo en el aleteo urgente
como un vuelo de sutura
sobre el pulso acelerado
de las horas

y aún así […]
a pesar de la base correctora
temo el lugar donde el león se oculta
y acota su alimento
y lo devora,
esa mancha que se expande
al otro lado
y contiene
las trazas del aliento
de un niño vacilante
que navega asustado


carmina  ral (opheliariu)
 

dimecres, 24 d’agost de 2016

centro



c  e  n  t  r  o

no me preguntes
por la fuerza que abrasa
y me propaga,
no me preguntes
el secreto del magma
que asciende los conductos
de la piel lacerada […]

desde el centro del cuerpo
nacen  tallos que escarban
y perforan tejidos
y vórtices primarios

desde el centro del cuerpo
asciende el hematoma,
esa sombra vampira
que muerde donde ahonda,
escoriando
en el hábito de inercia:
tuétano,
músculo,
arteria


                                                       a    J.C.M


carmina ral(opheliariu) 
 

dilluns, 22 d’agost de 2016

espejos



e s p e j o s

[…] y  ya  en la luz opaca de los sótanos,
las invernales ondas andracita,
los ángulos atónicos,
las gastadas aristas,
el boquear del pez ciego
en las esquinas[…]

a pesar de todos
los perennes tallos secos
y aún la decadencia
finamente curtida

ser las gramíneas plantadas
en los huesos,
como vestir espejos
de aquello
 que todavía necesitamos ver
conteniendo en los márgenes
el resto deleznable  de la piel

carmina ral  (ophelia riu)